martes, 23 de noviembre de 2010

Marketing en social media

Followers, fans, seguidores. Se llaman de muchas formas, pero algo está claro: todas las empresas los quieren. No unos pocos, sino muchos. Compiten entre ellas a ver quién la tiene más larga. Desean tener más que la competencia. Tantos como Apple. Tantos como Coca-Cola. Y para ello se inventan todo tipo de estrategias: concursos, regalos, premios a quienes les recomiendan,… de todo. ¿Y para qué? Para conseguir a muchos seguidores que, en realidad, no están interesados en lo que hace esa empresa, sólo en los regalos que da.

Lo importante no es tener muchos seguidores, es que los que tengas se interesen de verdad por ti. Un seguidor al que has convencido de hacerse tu fan a cambio de un regalo no leerá tus comunicados, no hará caso de tus campañas, y si lo hace, será muy poco. Porque en verdad: no le interesas.

Un seguidor al que, sin embargo, has convencido por tu trabajo, por la calidad de tu información, por tus respuestas a sus dudas o por la calidad de tu producto será, siempre, un buen embajador de tu marca. Hará caso a todo lo que dices y recomendará tus productos.

Es verdad que llegando a un público nuevo y, en teoría, no interesado, puedes captar a gente del primer grupo para que pase a serlo del segundo. Pero habría que tener muy claro ese ratio de conversión antes de hacer una campaña para captar seguidores en Facebook o Twitter. Sobre todo, en tiempos de crisis en que hay que medir muy bien en qué se gasta cada euro. Porque a lo mejor resulta que te has gastado en regalos, anuncios en Facebook y premios no se cuántos miles de euros y sólo has conseguido pasar al segundo grupo un veintena de seguidores.

No digo que esas estrategias estén mal, ojo. Digo que cuando se tiene un presupuesto muy ajustado, a lo mejor resulta más eficiente gastarlo en otras actividades. También que habría que medir muy bien qué se ha conseguido y por cuánto. Y, sobre todo, que no hay que obsesionarse por tener más seguidores, sino por tenerlos mejores. Y por cuidar a los que se tiene.

Fuente: Marketing Comunidad

No hay comentarios: