viernes, 1 de febrero de 2013

Fashion Marketing

La moda vive una gran revolución. Es un hecho. La proliferación de las marcas low cost da la oportunidad de poder llevar las tendencias que dictan los grandes de la moda a precios asequibles. Es lo que se llama la democratización de la moda.  Y con ello se ha creado una nueva forma de venta y de llegar a su público. Debido a que años atrás la moda se veía como algo prácticamente inaccesible para la gran mayoría.


Hoy en día gracias a los blogs muchas amantes de la moda han podido hacerse un hueco dentro de la industria. De hecho, muchas de las editores de estos blogs se han convertido en autenticas it-girls que protagonizan unas maravillosas editoriales en las mejores revistas de moda del mundo. The Blonde Salad, Fashion Toast, Style Scrapbook, Song of Style o The Man Repeller son algunos de los blogs de visita obligada para los amantes de la moda. Gracias a los millones de visitas que reciben, las marcas de moda han visto una oportunidad de negocio, ya que les invitan a sus eventos, les mandan obsequios que luego ellas mostrarán en sus blogs, realizan colaboraciones con ellas y ocupan el front row en sus desfiles.


Del mismo modo se está dado una tendencia desde hace un par de años que consiste en la colaboración entre marcas low cost y grandes diseñadores de prestigio. De hecho, estas uniones se han convertido en una seña identificadora de la marca sueca H&M. Desde el año 2004 llevan realizando colaboraciones con diseñadores de la talla de Karl Lagerfeld, Stella McCartney, Viktor & Rolf, Roberto Cavalli, Jimmy Choo, Marni o Anna Dello Russo.

Los famosos almacenes neoyorkinos Macys han realizado colaboraciones con Karl Lagerfeld o Madonna. Incluso en las tiendas españolas podemos ver creaciones de Miguel Palacio en las tiendas de Hoss Intropia.
O la unión entre Mango y la marca Werelse, fundada por tres fashion bloggers, dio lugar una colección capsula que se agotó en cuestión de días en varios días en todo el mundo.

Estas acciones de marketing son tremendamente beneficiosas para ambos socios, ya que el diseñador consigue unos altos beneficios y también logra publicidad gratuita para su marca. Además llega a un público que de no haber existido esta acción probablemente jamás hubiera tenido una prenda suya.
Mientras que la marca low cost aumenta sus ventas y su prestigio al unir su nombre al de un famoso diseñador.

A pesar de de estas ventajas hay mucha gente dentro de la industria de la moda que está en contra de estas acciones. Debido a que dicen que es un falso lujo, una mera apariencia, ya que una de las principales ventajas de las grandes firmas es su calidad, los cortes, los detalles,… Y al mezclarse con una marca de menos nivel y que produce de manera masiva esas cualidades no existen. Al igual que el nombre del diseñador también pierde prestigio y exclusividad al llegar ahora a un abanico más amplio de gente.

Se tenga la opinión que se tenga, lo que sí es cierto es que gracias a estas acciones de marketing se ha dado la democratización de la moda y gracias a ella muchas de las personas que sueñan con trabajar en la industria de la moda verán su sueño hecho realidad.

No hay comentarios: