martes, 9 de abril de 2013

¿Qué hay que ver para poder hablar? (Parte II)

Lo prometido es deuda. Tal y como anunciamos en la primera publicación sobre series de culto, aquí llega su secuela. Volvemos con otros títulos de series que hay que conocer si o si.

Hace poco se ha recuperado el género familiar, el cual parecía estar olvidado y pasado de moda. Pero Modern Family lleva 4 temporadas demostrándonos que esta clase de serie no está para nada desfasada. Sus innumerables premios y audiencia lo demuestran. Lo mejor los personajes y lo que es todavía mejor son los guiones. 

Hablando de volver al pasado, la recién estrenada serie que es una precuela es The Carrie  Diaries, la cual está situada en los años 80. Se trata de la vida de Carrie Bradshaw, la protagonista de Sex and the City, cuando estaba en el instituto, o sea, antes de comprarse Manolos, ser escritora y tener unas amigas casi más estupendas que ella. 

Cambiando de tercio completamente tenemos Revenge. Una historia de intriga, misterio, amor y mentiras protagonizada por la dulce y peligrosa Emily que busca vengar la muerte de su padre. Nada es lo que parece en las lujosas mansiones de Revenge. Los culebrones tienen una trama sencilla comparada con este drama situado en los Hamptons.

Por el otro lado, Cougar Town nos presenta una comedia protagonizada por la famosa Monica de Friends y situada en Florida. Amores y desamores por doquier de una mujer recién divorciada que no quiere quedarse en casa.

Por último (y para variar), dejamos una serie británica, Misfits. Versa sobre un grupo de jóvenes conflictivos que son castigados a hacer trabajos sociales y se convierten en superhéroes. Las mejores temporadas son las dos primeras, luego pierde porque sus protagonistas son remplazados. Una serie de fantasía que engancha desde el primer minuto.


No hay comentarios: